La historia del Cuerpo de Letrados

La peculiar formación histórica de la Seguridad Social española hace difícil trazar con precisión la fecha exacta de creación de un cuerpo jurídico de la Administración de la Seguridad Social, si bien éste nace íntimamente ligado a la creación del Instituto Nacional de Previsión, por Ley de 27 de febrero de 1908.

Letrados asesores debieron de participar en tal condición (en algunos casos conocemos sus nombres) en la elaboración de distintas iniciativas que pueden citarse como antecedentes remotos de una organización administrativa específica para la Seguridad Social, la mayoría de las cuales no pasaron de simples esbozos: la Caja de Retiros del Ayuntamiento de Madrid de 1892, la Caja Nacional de Seguro Popular que llegó a ser considerada por la Caja de Ahorros de Santander (1899), la Sección de Caja de Retiros de la Caja de Ahorro Provincial de Guipuzcoa (1900), la Caja de Pensiones de Barcelona (1905) o la Caja de Pensiones del Ayuntamiento de Barcelona (1907).

Hay que esperar, sin embargo, a la promulgación de la Ley de 27 de febrero de 1908, creadora del Instituto Nacional de Previsión, para que vea la luz la primera organización administrativa de seguridad social en España, antecedente directo de las actuales entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social.

Si bien su Ley creadora no se refería expresamente al Servicio Jurídico, la exigencia de esta figura se desprende tanto del art. 2, que reconoce expresamente la capacidad de litigar del Instituto, como del art. 33, que establece su derecho al beneficio de justicia gratuita.

Hay que esperar a la adopción de los Estatutos del INP por Real decreto de 24 de diciembre de 1908, para que se disponga una mínima organización del Servicio Jurídico de este organismo. Así, el art. 14 establecía lo siguiente:
Funciona al frente del Instituto Nacional de Previsión un Consejo de Patronato que tiene las facultades de… 16. Resolver acerca de la necesidad o la conveniencia de utilizar acciones y recursos en asuntos de carácter civil, administrativo o penal que interesen al Instituto, previo informe de su Letrado asesor, y delegar a estos efectos la representación propia del Instituto…

Por su lado, el art. 31 indicaba:
El Reglamento y los correspondientes acuerdos del Consejo de Patronato y de la Junta de gobierno completarán el personal que convenga utilizar, con carácter administrativo o consultivo, además, de los siguientes cargos:… Letrado asesor para las consultas de carácter jurídico y la dirección de los asuntos contenciosos…

Hay que esperar, sin embargo, a la promulgación de la Ley de 27 de febrero de 1908, creadora del Instituto Nacional de Previsión, para que vea la luz la primera organización administrativa de seguridad social en España, antecedente directo de las actuales entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social.

Una vez publicados los mencionados Estatutos, por acuerdo del citado Consejo de 29 de diciembre de 1908, previa consulta al Patronato, se nombraba letrado asesor a D. Rafael García Ormaechea, por lo que con toda justicia puede considerársele el primer Letrado de la Administración de la Seguridad Social española.

Tras múltiples cambios organizativos, el Real Decreto-ley 36/1978, de 16 de noviembre, sobre gestión institucional de la Seguridad Social, la Salud y el Empleo, simplificó la compleja organización que regía en este ámbito de la Administración, haciendo desaparecer gran parte de los organismos anteriores (Instituto Nacional de Previsión, Mutualismo Laboral, Servicio de Reaseguro de Accidentes de Trabajo, etc.) y sustituyéndolos por las actuales Entidades Gestoras y los Servicios Comunes de la Seguridad Social. A raíz de esta reforma, se produjo la integración de los Letrados que entonces estaban al servicio de los distintos organismos que se extinguían, y pertenecían a Cuerpos diferentes, en un único cuerpo al servicio de todas las Entidades Gestoras y Servicios Comunes; este proceso culminó formalmente con la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública, que ordenó expresamente la integración en su disposición adicional decimosexta, apartado 6. Setenta y seis años depués se asistía a la última reforma del Cuerpo Superior de Letrados de la Administración de la Seguridad Social.