Logo

La ITSS adquiere la condición de Organismo Autónomo Estatal.

16-05-2018

Con fecha 6 de abril de 2018 se aprueba el RD 192/2018 por el que se aprueban los estatutos del Organismo Autónomo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social quedando constituido y entrando el 8 de abril de 2018 en funcionamiento efectivo. Tiene personalidad jurídica diferenciada, patrimonio y tesorería propios, así como autonomía de gestión y plena capacidad jurídica y de obrar.

El organismo se regirá por la Ley 23/2015, de 21 de julio, la Ley 40/2015 de 1 de octubre, la Ley 39/2015, de 1 de octubre del Procedimiento Administrativo Común y de las Administraciones Públicas, la Ley 9/2017 de 8 de noviembre de Contratos del Sector Público, la Ley 33/2003, de 3 de noviembre de Patrimonio de las Administraciones Públicas; la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria; sus Estatutos; el resto de normas administrativas y en su defecto en el derecho común.

El Organismo está dirigido y gobernado por dos órganos:

- El Consejo Rector.
Órgano colegiado formado por representantes de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas.

- El Director.
Nombrado por Real Decreto con rango de Director General a propuesta del titular de empleo entre funcionarios de carrera del grupo A 1.

Un tercer órgano: El Consejo General.

Es el órgano de participación institucional de las Administraciones Públicas y de los interlocutores sociales en los asuntos relativos al Organismo estatal.

Dependen del Director con nivel de Subdirección General componiendo la estructura administrativa Central:
.-La Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude.
.-La Subdirección General para la Coordinación de la Inspección del Sistema de relaciones laborales.
.-La Subdirección General de Relaciones Institucionales y Asistencia Técnica.
.-La Secretaría General.

Así como la Escuela de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con nivel de Subdirección General.

Y como órgano de asesoramiento al Director la Junta Consultiva de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
La estructura administrativa territorial se organiza en base a la dependencia del Director del Organismo y en función del ámbito de su competencia territorial se crean el Director Especial, Director Territorial y la Inspección Provincial. La territorial y la provincial son servicios no integrados en las Delegaciones de Gobierno y dependen directamente del Director del Organismo que los coordinará y dirigirá de acuerdo con los Estatutos.

En las Comunidades Autónomas que hayan recibido el traspaso de funciones y servicios en materia de función pública inspectora, la Dirección Especial de Inspección se coordinará, sobre el mismo principio de unidad de acción y de criterio, con los servicios de inspección adscritos orgánicamente a dichas Comunidades. Los términos y el alcance del ejercicio de dicha coordinación se establecerán en el órgano de cooperación multilateral

Por otro lado las unidades especializadas de acción inspectora se integran en la Dirección Especial, así como en las Direcciones Territoriales e Inspecciones Provinciales de Trabajo y Seguridad Social, pudiendo estructurarse en áreas funcionales de inspección.

En la Dirección Especial, las Direcciones Territoriales y en las Inspecciones Provinciales que se determine conforme a las circunstancias de cada territorio, y según lo que establezcan las relaciones de puestos de trabajo, existirán Unidades especializadas de Inspección en las áreas funcionales propias de la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude.

Se configuran los equipos de inspección como la estructura básica de la acción inspectora, en cuyo seno se desarrollan los principios de especialización y de unidad de función y de acto.

Los equipos dispondrán, en lo posible, de inspectores y subinspectores especializados en las distintas áreas funcionales.

Los equipos de inspección estarán bajo la dependencia del Jefe de la Inspección Provincial, con los efectivos, distribución y composición que convengan a cada territorio y momento, en régimen de coordinación y mutua colaboración entre ellos. Cuando su dimensión o el volumen de actividad lo aconsejen, podrán establecerse en su seno uno o varios grupos de trabajo.

Los inspectores de nuevo ingreso, durante los primeros dos años de servicios en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, serán asignados, de ser ello posible, a los equipos de inspección de la provincia de destino.
En las unidades territoriales que se determine existirá una Secretaría con dependencia funcional de la Secretaría General del Organismo Estatal o Subdirección competente por razón de la materia, y dependencia orgánica del Jefe de la Unidad Territorial respectiva, según lo que establezcan las relaciones de puestos de trabajo.

Los funcionarios de los Cuerpos de Inspección dependerán funcionalmente de la Administración, estatal o autonómica, que resulte competente por la materia objeto de inspección, en los términos previstos en la Ley 23/2015, de 21 de julio, y resto de la normativa aplicable, sin perjuicio de su dependencia orgánica de una u otra Administración.

En relación con las Comunidades Autónomas con funciones y servicios traspasados en materia de función púbica inspectora lo dispuesto en estos Estatutos se debe interpretar en todo caso sin perjuicio de las competencias que correspondan a las Comunidades Autónomas que hayan recibido el traspaso de los funcionarios y de los servicios de Inspección de Trabajo. En el caso de estas Comunidades Autónomas, serán de aplicación los acuerdos de transferencia, así como los acuerdos adoptados en el seno del órgano de cooperación multilateral previsto.